jueves, 31 de enero de 2013

Carrilleras de merluza en salsa



Hacía mucho que no colgaba una receta de pescado, así que aquí va una con carrilleras de merluza. Las carrilleras son la parte del "moflete" en este caso de la merluza.

No tiene espinas, así que es ideal para que lo coman los niños.

Ingredientes para 4 personas:

- 500 grs de carrilleras de merluza
- 1/2 cebolla
- 1 guindilla de cayena (opcional)
- 1 cucharada de harina
- Aceite de oliva
- 2 cucharadas de perejil fresco picado
- 3 huevos cocidos
- 12 puntas de espárragos
- 2 huevos batidos
- Harina
- Sal


Preparación:

Poner una sartén con abundante aceite a calentar, salar las carrilleras y rebozarlas antes de echarlas a la sartén para freír.

Para rebozarlas, primero pasar por las carrilleras por harina y luego por huevo batido, freírlas 2 minutos por cada lado y retirarlas a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y reservar.




En una cazuela baja, poner 2-3 cucharadas de aceite y pochar 1/2 cebolla picada y si sois de los que os gusta el picante echarle una guindilla de cayena (acordaros de retirarla antes de servir).




Cuando la cebolla esté transparente, añadir una cucharada de harina y remover durante 1 minutos aproximadamente. Después, añadir el vino blanco y seguir removiendo para que no queden grumos durante otro minuto más.


Después, añadir el perejil picado, las carrilleras que habíamos reservado y cubrir de agua.



Dejar hervir durante 5 min y añadir los huevos cocidos cortados y las puntas de espárragos y servir.


miércoles, 30 de enero de 2013

Empanadillas de jamón serrano, roquefort y nueces



Ya tengo colgada en el blog otra receta de empanadillas de atún y huevo, pero están son diferentes ya que no es un relleno muy habitual - creo - en las empanadillas.

Ingredientes fáciles de encontrar y en 1/2 horita aproximadamente te puedes estar comiendo estas empanadillas.

Ah! quedan muy ricas también si las comes frías.

Ingredientes para 16 empanadillas:
- 1 paquete de obleas "La cocinera"
- 1 cebolla
- 200 grs de jamón serrano (lonchas algo gruesas para poder hacer taquitos)
- 50-75 grs de nueces peladas
- 75 grs de queso roquefort (u otro queso azul)
- 1 brick de 200 ml de nata líquida espesa
- 1 huevo batido
- 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

Precalentar el horno a 200º para que mientras preparamos las empanadillas vaya cogiendo el calor necesario.

Mientras, en un sartén por 2 cucharadas de aceite de oliva y poner a pochar la cebolla picada en brunoise (cuadraditos) y dejar que se vaya haciendo a fuego medio durante uno 8-10 min.



Durante este tiempo, aprovechad para cortar en taquitos el jamón serrano y picar las nueces peladas en un mortero para dejar trozos de varios tamaños.




Cuando la cebolla esté transparente, incorporar los 200 grs de jamón troceado, remover durante un par de minutos, añadir las nueces troceadas y la nata líquida "espesa" (fijaros al comprar que lo pone en el bote), cocinar durante un par de minutos y añadir el queso roquefort cortado en trozos para que se deshaga más facilmente. Cuando se haya desecho todo el queso, retirar del fuego la sartén y reservar.






Si dejáis que enfríe el relleno que acabamos de preparar, engondará y será más fácil rellenar las empanadillas, pero también se puede hacer con el relleno templado sin problemas.

Mientras, sobre un trapo de cocina limpio extendemos todas las obleas (con el papel que las separa debajo para que nos ayude a cerrarlas) y ponemos una cucharada aproximadamente de relleno en la mitad de una oblea, pero intentando no llegar al borde para poder cerrarlas bien con la ayuda de un tenedor presionando los bordes.



Según vayamos cerrando empanadillas las vamos colocando en una bandeja de horno con papel especial para horno para que no se peguen a la bandeja y con la ayuda de una brocha pintamos las empanadillas con el huevo batido.


10-12 min aproximadamente en el horno (o hasta que veáis que han cogido bonito color) y a disfrutar!!

lunes, 28 de enero de 2013

Caldo de verduras, de carne o de pescado


Uno de los básicos en la cocina para que todavía quede más rico un plato es saber hacer un buen caldo.

Está bien tener siempre en casa pastillas de caldo concentrado o un brick de los que venden en el supermercado, ya que te pueden sacar de un apuro...pero admitamoslo, como el hecho el casa, ninguno!!

Un buen caldo puede ser la base, de un buen arroz, de un guisado o por supuesto de una estupenda sopa.

Podéis hacerlo de con diferentes ingredientes para que sea de carne, de pescado, de verdura...etc

Cuando hagáis caldo aprovechad y hacer una buena cazuela, ya que si sobra lo podéis congelar tranquilamente, tanto en un tupper, un frasco o en las bolsitas de hacer hielos y tendréis cubitos de caldo para añadir a vuestros guisos.

Otra cosa que os aconsejo hacer, es cuando empiece a cocer el caldo, la superficie se llena de una espuma que no es otra cosa más que grasa e impurezas de la carne o el pescado, podéis retirar y desechar esta con ayuda de una espumadera.

Ah! si tenéis intención de hacer sopa después y os gusta echarle huevo cocido, aprovechad y echarle un par de huevos a la cazuela y aprovecháis la cocción.


CALDO DE VERDURA

Ingredientes:
- Agua
- 2 zanahoria
- 2 puerros
- 1 cebolla
-1 ramas de apio
- 1 pimiento verde
- En general toda la verdura que os guste: calabacín, berenjena, coliflor, nabo,...etc
- Sal
- 1 vaso de vino blanco - opcional-

Limpiar y pelar toda la verdura e introducirla en una cazuela con agua hasta arriba y sal y ponerla a cocer durante un mínimo de 1/2 hora.

Si habéis optado por hacerlo con vino blanco también echarlo al principio junto con la verdura.

Transcurrido este tiempo, escurrir la verdura y utilizar este caldo para una sopa, para cremas de verduras...etc

Nota: hay gente que en la misma cazuela, antes de echar el agua pone un poco de aceite y rehogar durante unos minutos la verdura troceada...pero a mi me parece que queda más "aceitoso" el caldo...pero es cuestión de gustos.


CALDO DE CARNE

Ingredientes:
- Agua
- 500 grs de morcillo o 2 muslos de pollo o un par de trozos de gallina
- 2 puerros
- 2 zanahorias
- 1 cebolla
- 1 pimiento verde
- 1 vaso de vino blanco -opcional-
- Sal

De la misma manera que el anterior caldo, se pela y se limpia toda la verdura y la carne elegida y se pone todo a cocer en una cazuela grande.

En el caso que hayais elegido pollo o gallina para hacer el caldo, con una hora de cocción será suficiente, pero si optais por el morcillo, dejarlo 1/2 hora más.

Pasado el tiempo de cocción, colar y listo para consumir!!

Con los trozos de gallina, queda un caldo más suave que con el pollo, el pollo da más sabor. Si elegis pollo o gallina podéis utilizar luego la carne para hacer croquetas.

Si elegís el morcillo, que es el que más sabor da al caldo para mi gusto, luego troceais la carne en una cazuela a parte, le añadís tomate frito que cueza un par de minutos y tenéis una carne con tomate estupenda!

A esta última opción a veces suelo añadir un puñado de garbanzos, ya que da un sabor a "cocido" muy rico.

También se puede hacer el caldo con un esqueleto de pollo o de gallina de la misma manera, pero a mi me gusta hacerlo con "carne" para poder luego utilizarla.

Podéis pedirle al carnicero que os de unos huesos para el caldo también, que no aportan carne, pero sí sabor o añadir un trozo de jamón serrano.

Las opciones para el caldo de carne son muchas...sopa, paella de carne, guisos de carne....etc




CALDO DE PESCADO O FUMET

Ingredientes:
- Agua
- Cabezas de pescado y/o espinas
- 2 puerros
- 2 zanahorias
- Unas ramas de perejil
- 1 Cebolla
- Sal
- 1 vaso de vino blanco -opcional-

Cuando vayáis a la pescadería y os limpien el pescado, decirle al pescatero/a que no os tire ni la cabeza, ni las espinas ya que podéis utilizar para hacer un estupendo caldo de pescado o fumet.

Pelar y limpiar bien todas las verduras y las cabezas y/o espinas del pescado y en una cazuela con agua hasta arriba y sal poner a cocer durante 1/2 hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, colar y ya lo tenéis preparado!

Recordad que según el pescado que utilicéis os quedará un sabor u otro. También podéis utilizar las cabezas y las cáscaras de los langostinos crudos para hacer un caldo, ya que dejan mucho sabor.

Luego podéis utilizarlo para cualquier plato de pescado, sopa de pescado, cazuela, paella, ...etc



sábado, 26 de enero de 2013

Risotto de hongos



Se que much@s estabais esperando a que colgara esta receta, pues ya está aquí!!!

Los aspectos más importantes para hacer un buen risotto es utilizar arroz tipo arborio, ya que que suelta más almidón que el bomba y da una textura más cremosa al plato y no se deshace el grano y prestarle atención al risotto durante toda la cocción para que no se quede sin caldo y remover frecuentemente para que el arroz vaya soltando el almidón.

Yo he hecho con hongos shi-take, de los que suele haber en bandejas en los supermercados, pero podéis hacerlo con cualquier otro tipo de hongos, setas o incluso champiñones.

Y si queréis que quede rico rico, utilizar queso parmesano recién rayado, no del que venden en bolsas y ya veréis que buen sabor deja.


Ingredientes para 4 personas:

- 1 vaso de arroz arborio
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 200 grs de hongos
- 1 vaso de vino blanco
- Caldo de carne
- 25 grs de mantequilla
- 125 grs de queso parmesano
- Cebollino
- Aceite
- Sal
- Pimienta


Preparación:

Picar la cebolla y los dientes de ajo en brunoise (cuadraditos) y ponerlo a pochar en una cazuela con 2 cucharadas de aceite a fuego medio para que se poche despacio.

Mientras se pocha la cebolla y el ajo, limpiar con un paño seco los hongos, quitarles el tallo y trocearlos.

Recordar que los hongos mermarán a la mitad de su volumen aproximadamente, por lo que aunque en un principio os parezcan muchos, una vez cocinados no lo parecerán.

Una vez que veáis que la cebolla está transparente, añadir los hongos, salpimentar y rehogar todo junto durante unos 5 minutos aproximadamente.






Pasado este tiempo, añadir el vaso de arroz y rehogar todo junto durante 2 minutos después añadiremos el vaso de vino blanco y rehogaremos durante otros 3-4 minutos hasta que reduzca (se consuma) casi todo el vino.






A partir de ahora, habrá que ir añadiendo poco a poco el caldo que tendremos preparado y caliente en una cazuela aparte.

El caldo puede ser casero, del comprado en brick o agua con 2 pastillas de caldo concentrado.

Añadir de 2 en 2 los cazos de caldo al arroz y cuando veáis que se está consumiendo el caldo, volver a echar otros dos cazos y remover frecuentemente para que suelte el arroz el almidón.






Ir repitiendo esta acción, durante unos 30 minutos o hasta que veáis que el arroz está blando.

Pasado este tiempo, apartar del fuego y añadir la mantequilla en trozos, un puñado de cebollino troceado y unas 5 cucharadas de parmesano recién rayado y remover.






Dejar reposar un par de minutos y servir inmediatamente!

miércoles, 23 de enero de 2013

Pastel de pollo y queso




Tenía un paquete de pasta brick por el frigorífico dando vueltas y al final se me iba a caducar, así que me decidí a hacer un pastel salado con ella.

Combinación pechuga de pollo, cebolla, berenjena y queso....

He utilizado la pasta brick como base para el pastel y queda muy bonito y más ligero que con hojaldre o pasta brisa.

Ingredientes:

- 5-6 hojas de pasta brick
- 1 Pechuga de pollo
- 1/2 cebolla
- 1/2 berenjena
- 1 tarrina de queso cremoso (tipo philadelphia)
- trozos de algún queso que os guste (en este caso de cabra y roquefort)
- 2 huevos
- 2 cucharadas de aceite
- 1 cucharada de aceite balsámico (de módena)
- 1 cucharada de azúcar
- Sal


Preparación:

Lo primero de todo poner a calentar el horno (arriba y abajo) a 210º.

En una sartén, poner a calentar 2 cucharadas de aceite y cuando esté caliente echar la cebolla cortada en juliana (en tiras) y pochar durante un par de minutos.

Pasado este tiempo añadir la cucharada de aceite balsámico y la de azúcar y cocinar durante otros 5 min aproximadamente y reservar.




En la misma sartén (echar 1-2 cucharadas de aceite más si fuese necesario) echar la berenjena cortada en cuadrados iguales y la pechuga cortada en dados, salar y cocinar durante unos 5 minutos o hasta que veáis que empiezan a dorarse la berenjena y el pollo.



Podéis hacerlo a fuego alto para que se dore, ya que se terminará de hacer en el horno.

En un bol, batir los dos huevos y añadir la tarrina de queso cremoso, la cebolla, la pechuga y la berenjena y mezclar todo bien.



Untar un molde con un poco de mantequilla para que no se pegue o utilizar una de las hojas de papel que separan las hojas de pasta brick para que no se pegue el pastel y poner una a una las hojas encima (5 o 6 hojas) y presionar un poco por que contorno para que quede la forma del molde y verter la mezcla del bol.




Encima poner trozos de queso del que más os guste para que queden fundidos encima.

Yo he este caso he utilizado queso de cabra y roquefort, porque nos encanta el queso y sobre todo si tiene sabor fuerte.

Meter el pastel en el horno durante unos 10-12 min o hasta que veais que está cuajada la mezcla y que los bordes empiezan a dorarse y a comeeeerrrrr!!!!!!!




sábado, 19 de enero de 2013

Pasta carbonara


Con la primera pasta fresca que conseguí hacer en casa, hice pasta carbonara. Y aquí os dejo la receta que yo suelo hacer, que seguramente muchos de vosotros la haréis parecida...pero no igual.

Ingredientes:

- Pasta fresca (o seca)
- 1/2 cebolleta
- 200 grs de bacon ahumado
- 250 ml de nata líquida
- 2 yemas de huevo
- 1 chucharada de aceite
- 75 grs de queso parmesano
- Sal


Preparación:

En una sartén poner la cucharada de aceite y poner la cebolleta picada en brunoise a pochar a fuego medio y en cuanto empiece a dorarse echar el bacon ahumado cortado en bastoncitos y cocinar todo durante 5-10 minutos a fuego medio o hasta que veáis que empieza a dorarse.




 Mientras, poner una cazuela con abundante agua a cocer con sal y cuando empiece a hervir echar la pasta.

Si utilizáis pasta fresca como yo, en 2 o 3 minutos ya estará cocida. Si lo hacéis con pasta seca, seguir las instrucciones del fabricante, que por lo general suele ser unos 12-15 min.



Cuando esté lista la pasta, escurrir y añadir a la sartén donde tenemos la cebolleta y el bacon y verter la nata líquida y remover.




Posteriormente, y fuera del fuego añadir dos yemas de huevo y el queso parmesano (recién rayado mucho más rico) y servir inmediatamente.