jueves, 14 de enero de 2016

Relámpagos con chantilly de chocolate blanco



Hace tiempo, cuando David de Jorge tenía programa en tele5 vi esta receta y pensé que la tenía que hacer sí o sí.

Aunque era el programa de RobinFood, fue Martín Berasategi el que hizo esta receta que me pareció muy fácil y deliciosa! Cabe decir que estos dos titanes de la cocina es imposible que hagan algo que no esté bueno...así que gracias por compartir con nosotros vuestras recetas!!!!

Yo he llamado relámpagos a la receta, por respetar el nombre que pusieron ellos, pero en realidad son como los petit suisse pero en alargado.



Ingredientes:

Para la chantilly de chocolate blanco:
- 250 ml de nata líquida
- Canela en rama
- 50 grs aprox de chocolate blanco

Para los relámpagos:
- 150ml de leche
- 150 ml de agua
- 1 cucharadita de postre de azúcar
- 1 pizca de sal
- 130 grs aproximadamente de mantequilla
- 160 grs de harina
- 5 huevos medianos

Para decorar:
- Azúcar glass
- Canela

Preparación:

Lo primero que hay que hacer es preparar la crema chantilly que se hace en un periquete, porque hay que dejarlo posteriormente, al menos, 6 horas en el frigo antes de montar.

Ponemos en un bol las pastillas de chocolate y reservamos.


Ponemos en un cazo, la nata junto a la canela y poner a hervir. Cuando llegue a ebullición, lo vertemos con un colador al bol con el chocolate y removemos o utilizamos la batidora para que se deshaga bien todo el chocolate. Dejamos enfriar y después metemos al frigo unas 6 horas aproximadamente.



Pasadas las 6 horas, montamos la chantilly con ayuda de una varillas, metemos en una manga pastelera y reservamos en el frigorífico.


Comenzamos a preparar los relámpagos, así que ponemos el horno a calentar a 230º y mientras toma temperatura el horno ponemos un cazo al fuego con la leche, el agua, la sal el azúcar y la mantequilla troceada.


Cuando empiece a hervir, vertemos de golpe toda la harina y fuera del fuego empezamos a remover.



No os asustéis, porque en un principio parece que va a quedar una papilla no comestible, pero según va mezclándose bien todos los ingredientes y absorbiendo el exceso de humedad la masa (2-3 min), se va despegando de las paredes y queda una masa mucho mejor.




Dejar que enfríe un pelín la masa y añadir los huevos uno a uno, de tal forma que no añadimos el siguiente huevo hasta que no esté totalmente integrado en la masa el huevo anterior.


Meter esta masa en una manga pastelera y hacer unos bastones de 10 o 12 cms de largo (dejar distancia entre ellos) sobre la bandeja del horno (cubierta por papel especial para el horno).


Horneamos 12 minutos a 230º y otros 12 minutos a 160º, sacamos del horno y dejamos enfríar.


Por últimos, se abren por la mitad, se rellenan con la chantilly de chocolate blanco y se decoran con un poco de azúcar glass mezclada con canela molida y listos para comer!






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada